Alemania,  Berlín,  Cafeterías,  Comida,  Críticas Gastronómicas,  Franquicias de Restaurante,  Mal,  Menos de 15€

Crítica Espresso House. ¿Dónde desayunar Berlín?

Cuando uno prepara un viaje, al no ser que venga incluido en el alojamiento (algo de lo que no soy nada aficionado, puesto que te impide descubrir nuevos lugares), una de las cosas que hay que buscar en dónde desayunar. Es por eso que aquí os traigo esta Crítica Espresso House sobre un establecimiento que tiene varios locales por toda la ciudad y que es de los más recomendados para desayunar el Berlín.

Espresso House es una franquicia que tiene locales en Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca y Alemania, por lo que la popularidad de la misma es más que evidente. Disponen de productos de bollería tanto dulces, como salados, así como pasteles y tartas y una notable variedad de cafés.

Crítica Espresso House
Crítica Espresso House

Crítica Espresso House

Domingo 17 de abril de 2022

Primeras Impresiones

Pese a que como os decía tienen varios locales por toda la ciudad, uno de los más céntricos y populares fue al que acudí, el Potsdamer Platz. Un local mediano, con una decoración moderna, que sin ser nada del otro mundo, fue de mi agrado. Asimismo, disponen de una pequeña terraza.

En lo que al servicio se refiere fue correcto y no hubo ningún problema para entenderse. De la misma forma, pese a que había cola, el tiempo de espera fue más bien escaso, ya que eres tu el que te tienes que llevar la comida a la mesa o te la puedes llevar “take away“.

Franzbrötchen

Comenzamos con el Franzbrötchen (1,6€). Un pastel elaborado con una forma de masa hojaldre (plunderteig) que lleva mantequilla y que está aromatizado con canela. Es muy típico del norte de Alemania.

Era la primera vez que degustaba este dulce y la verdad es que sin ser nada fascinante, tampoco estuvo mal. La masa era blandita (no sé si tiene que ser así) y de sabor me pareció correcto, aunque eché en falta algo más de potencia en la canela, ya que tampoco sabía en exceso a dicho ingrediente. Por lo que considero que la puntuación adecuada es un 3,3.

Franzbrötchen en el post de la Crítica Espresso House
Franzbrötchen

Französisches Buttercroissant (Croissant de Mantequilla)

Proseguimos con el Französisches Buttercroissant (Croissant de Mantequilla) (1,65€).

Un croissant visualmente mejorable, que en boca me sorprendió gratamente y que sin ser algo fascinante, fue el mejor producto de la cafetería. Un croissant con una masa ligeramente crujiente y que tenía un sabor a mantequilla que me pareció equilibrado, puesto que se notaba ligeramente. De modo que le voy a otorgar una puntuación de 3,5.

Französisches Buttercroissant (Croissant de Mantequilla)
Französisches Buttercroissant (Croissant de Mantequilla)

Kanelbulle (Cinnamon Roll)

Pasamos a uno de los productos que más ganas tenía de probar, el Kanelbulle (Cinnamon Roll) (2,5€).

Un Cinnamon Roll que contaba con una capa exterior sumamente seca y que aunque el interior estaba algo más esponjoso, tampoco lo estaba tanto como otros que he degustado anteriormente. De la misma manera, ocurría lo mismo que con el Franzbrötchen; es decir, la canela se percibía, pero para ser un producto en el que la canela tiene que ser el sabor predominante, tampoco se apreciaba en exceso. Si tenéis antojo de cinnamon roll, podéis probarlo y visualmente es atractivo, pero no le puedo dar una puntuación superior a 2,6.

Kanelbullev (Cinnamon Roll) en el post de la Crítica Espresso House
Kanelbullev (Cinnamon Roll)

Si queréis saber por qué puntúo tan bajo, encontraréis la respuesta en el artículo sobre Cómo hago mis críticas gastronómicas.

Carrot Muffin

Y terminamos con el pero producto del establecimiento, el Carrot Muffin (2,99€).

Un Carrot Muffin que era muy apetecible y que venía con una más que notable cantidad de “frosting“. Sin embargo, fue dar el primer bocado y apreciar un sabor a artificial en dicho “frosting“, el cual enmascaraba el resto de sabores del muffin. De la misma forma, no aprecié sabor a zanahoria por ningún lado y la masa estaba más bien seca. Por lo que le tengo que dar una puntuación de 2,2.

Carrot Muffin
Carrot Muffin

Valoración Final

Como valoración final deciros que considero que hay sitios mejores para desayunar en Berlín. Sin embargo, sí que es cierto que al haber varios locales y algunos de ellos muy céntricos, puede ser una opción aceptable si no encontráis nada mejor. De manera que le voy a dar una puntuación de 2,9.

Crítica Espresso House

Otros posts de gastronomía

Ranking Restaurantes

Ranking Cafeterías

10 mejores comidas de Córdoba

Críticas Gastronómicas Galicia

Ranking Tartas

Ranking Hamburguesas

10 mejores restaurantes de Córdoba

Ranking Pizzerías

Críticas Gastronómicas Valencia

Ranking Postres en Restaurantes

10 mejores restaurantes de Valencia

Críticas Gastronómicas Córdoba

Ranking Donuts

Ranking Franquicias de Restaurante

Comentad que os ha parecido este artículo de la Crítica Espresso House. Si tenéis alguna duda acerca de él y si cambiarías algo acerca de mi valoración.

Compartan con aquellas personas que sean unas apasionadas de la gastronomía para que conozcan nuevos restaurantes, y os animo a que me dejéis vuestras recomendaciones sobre restaurantes en los comentarios.

Instagram: https://www.instagram.com/planaje.jmm/

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.