Crítica Taberna El Carrer. ¿Mejor restaurante Campanar Valencia?.

Índice de contenidos

La Taberna El Carrer es un proyecto muy bien planificado que abrió a finales del año 2021 en el barrio de Campanar. Al frente del restaurante se encuentra Juanra Castro y Rubén Montesinos, junto al grupo de asesoramiento gastronómico Two Many Chefs. Un grupo que está conformado por Carlos Medina, exconcursante de Top Chef, y por Antonio Soriano. Además, esta consultoría gastronómica también está detrás de otros proyectos tan populares en Valencia como Bodega Alenar. Es por eso que, aunque la oferta gastronómica en Valencia no para de crecer y es complicado poder visitar todos los restaurantes, no podía dejar de acudir a este para realizar esta Crítica Taberna El Carrer.

Por si todo lo anterior fuera poco, descubrí que el establecimiento fue premiado con un Solete Repsol dentro de la sección de «Bares, tascas y barras». Tal y como lo han descrito los creadores del proyecto en algunas entrevistas, aquí podréis encontrar una taberna tradicional valenciana con toques de producto fresco gallego (Juanra es gallego y Rubén valenciano).

Antes de adentrarme con la reseña de la visita, me gustaría comentaros que, al igual que otros restaurantes populares en la capital del Turia como Bar Mistela o Bar Creamet, también sirven almuerzos y en poco tiempo se ha convertido es uno de los lugares referentes de la ciudad en este aspecto. Por lo que si queréis que también visite el establecimiento para daros mi opinión sobre los almuerzos, hacérmelo saber en los comentarios o por Instagram.

Crítica Taberna El Carrer
Crítica Taberna El Carrer

Crítica Taberna El Carrer

Domingo 19 de noviembre de 2023

Primeras Impresiones

Teníamos la reserva para las 14:30h, así que puntuales nos presentamos en el establecimiento. El local cuenta con una terraza exterior, pero nosotros nos adentramos en el interior, que era dónde se encontraba nuestra mesa. El interior está dividido en dos por un pequeño pasillo en el que se encuentran los baños; por un lado está la parte de la barra, dónde hay un par de mesas altas, y por el otro una especie de salón en el que hay mesas bajas.

La decoración no me pareció espectacular, pero me gustó. Los colores elegidos fueron de mi agrado y la utilización de la cerámica le da ese carácter de bar moderno.

El servicio amable, pero en líneas generales bastante mejorable. Por ejemplo, hubiera agradecido que por lo menos te dijeran el nombre del plato cuando te lo sirven. De la misma manera, el tiempo de espera entre platos fue bastante mejorable, aunque también es verdad que el restaurante estaba casi completo. Por último comentaros que uno de mis acompañantes tiró el café y tuvieron el gesto de servírnoslo de nuevo sin cobrarnos dos.

Servicio de Pan en las comidas

Iniciamos la comida con el Servicio de Pan en las comidas, que estaba compuesto por medio ajo cocido, tomate, aceite y pan.

Personalmente la idea me pareció original, porque no la había visto en ningún otro lugar. Sin embargo, no me convenció por diversos aspectos. En primer lugar si el pan hubiera estado tostado hubiera sido mucho más fácil untar el ajo y el contraste en texturas hubiera sido mayor. Asimismo, el aceite dudo mucho que fuera de aceite de oliva y en el caso de que lo fuera, era de una potencia y una calidad muy baja. Por último, considero que le faltaba una pizca de sal o al ajo o al tomate, ya que en conjunto el sabor me pareció excesivamente dulce. De modo que, aunque la idea me gustó, la máxima puntuación que le puedo dar es un 2,6.

Servicio de Pan en las comidas
Servicio de Pan en las comidas

Pepita

El siguiente plato que llegó a la mesa fue mi segundo menos predilecto de la misma, la Pepita.

Una pepita que era un pan brioche rebozado en una tempura finísima, que estaba relleno de hígado de ternera, molleja, setas, tartufo y titaina. Personalmente la pepita en sí no me logró a cautivar y el sabor de las setas y el tartufo no logré apreciarlo. No obstante, la titaina que se situaba a su lado, me fascinó. Una titaina que contaba con un tomate dulzón, pero bastante potente y que fue sin lugar a dudas lo mejor del plato. Hay opciones bastante mejores, pero aun así me parece un plato aceptable y de ahí que le otorgue una puntuación de 3,2.

Pepita
Pepita

Croquetas de Jamón y Tartufo

Proseguimos con las Croquetas de Jamón y Tartufo.

Unas croquetas que contaban con un rebozado compacto, que no es memorable, pero que por lo menos no era nada aceitoso. De la misma manera, el interior no era super cremoso, pero tampoco era ni mucho menos compacto.

En lo que al sabor se refiere he de reconocer que me sorprendieron positivamente. No estamos ante las mejores croquetas de Valencia, pero me parecieron correctas y la combinación estaba muy bien equilibrada. Además, el jamón de la parte superior aporta un punto diferencial, que casaba a la perfección. Fue el tercer plato que más me convenció de la comida y de ahí que le vaya a dar una puntuación de 4.

Croquetas de Jamón y Tartufo
Croquetas de Jamón y Tartufo

Bravas El Carrer

Uno de los platos más recomendados del restaurante eran las Bravas El Carrer.

Un plato de bravas que están inspiradas en las de la Taberna Amparín y que personalmente me gustaron más que las «originales» (también he de reconocer que no soy la persona más aficionada a esas bravas). La patatas está bien cocinada, aunque sí que es cierto que me hubiera gustado que la capa crujiente exterior fuera más crujiente. De la misma manera, la salsa me gustó y me parece que acompañaba bien a la patatas, pero no me parece una salsa sublime y que vaya a recordar el resto de mi vida. Desde mi punto de vista le faltaba algo de potencia y de presencia de un ligero toque picante al menos. Por lo que, sin ser unas malas bravas, la máxima puntuación que le puedo dar es un 3,9.

Bravas El Carrer en el post de la Crítica Taberna El Carrer
Bravas El Carrer

Si queréis saber por qué puntúo tan bajo, encontraréis la respuesta en el artículo sobre Cómo hago mis críticas gastronómicas.

Gambón Isleña

Y pasamos a los que fueron con mucha diferencia los dos mejores platos de la comida. El segundo que más me gustó fue el Gambón Isleña.

Unas gambas al ajillo que estaban perfectamente cocinadas y que se notaba que eran de una calidad bastante notable. Aunque fue un plato que en líneas generales me gustó, sobre todo por la jugosidad y el sabor de las gambas, hubieron algunos aspectos que no me terminaron de convencer.

En primer lugar que las patatas crujientes estaban reblandecidas y por tanto en el juego de texturas el plato perdía mucho. Y por otro lado, el cremoso de sobrasada estaba excesivamente frío y el sabor de la sobrasada solo se apreciaba si te concentrabas mucho, sino pasaba totalmente desapercibida y solo se notaba la patata. Pese a ello las gambas estaban tan buenas que no me queda otra que darle una buena puntuación de 5,3.

Gambón Isleña en el post de la Crítica Taberna El Carrer
Gambón Isleña

Rabo de Toro y Patatas Fritas

Finalizamos la parte salada con el que fue sin lugar a dudas el mejor plato de la comida, el Rabo de Toro y Patatas Fritas.

Un muy buen plato que hace que la visita al restaurante merezca la pena. El rabo de toro está cocinado a la perfección y cuenta con un sabor sublime. Asimismo, las patatas en este caso estaban muy bien ejecutadas y casaban a la perfección con la carne del rabo de toro, que se deshacía en la boca. Por si todo esto fuera poco, la yema aportaba una melosidad que elevaba el plato a otro nivel. Sin lugar a dudas es uno de los mejores platos que he degustado este 2023 y es un plato obligatorio de pedir si acudís. Vale cada euro. Por lo que no le puedo dar otra puntuación que un 8,1.

Rabo de Toro y Patatas Fritas en el post de la Crítica Taberna El Carrer
Rabo de Toro y Patatas Fritas

Coulant de Jijona

Terminamos la comida con el Coulant de Jijona.

Más que un coulant me recordó a una magdalena, puesto que la textura era más bien esponjosa. En la parte superior había un helado de turrón que me pareció bastante sin más y en el interior una crema de turrón semilíquida, que me pareció lo más destacable del postre. No es el postre de tu vida, pero si tienes antojo de dulce lo puedes probar. Personalmente me pareció aceptable y de ahí que le vaya a otorgar una puntuación de 3,7.

Coulant de Jijona en el post de la Crítica Taberna El Carrer
Coulant de Jijona

Valoración Final

Como valoración final deciros que me parece un buen restaurante por el precio a pagar y de los que he probado por el momento sí que considero que sea el mejor restaurante del barrio del Campanar. Personalmente no se sitúa entre mis 10 restaurantes favoritos de Valencia, pero sí considero que es un restaurante bastante recomendable y la puntuación que le voy a dar es un 4,65.

Explicación Puntuaciones:

  • Pésimo: 0 – 2
  • Mal: 2 – 3
  • Regular: 3 – 3,5
  • Regular Alto: 3,5 – 4
  • Correcto: 4 – 4,5
  • Correcto Alto: 4,5 – 5
  • Bien: 5 – 6
  • Bien Alto: 6 – 7
  • Notable: 7 – 8
  • Excelente: 8 – 9
  • Experiencia Única: 9 – 10
Precio en el post de la Crítica Taberna El Carrer
Precio

Crítica Taberna El Carrer

Otros posts de gastronomía

Ranking Restaurantes

Ranking Cafeterías

Críticas Gastronómicas Madrid

Ranking Tartas

Ranking Hamburguesas

Críticas Gastronómicas Valencia

Ranking Postres en Restaurantes

10 mejores restaurantes de Valencia

Ranking Pizzerías

Críticas Gastronómicas Dinamarca

Ranking Donuts

Ranking Franquicias de Restaurante

Comentad que os ha parecido este artículo de la Crítica Taberna El Carrer. Si tenéis alguna duda acerca de él y si cambiarías algo acerca de mi valoración.

Compartan con aquellas personas que sean unas apasionadas de la gastronomía para que conozcan nuevos restaurantes y os animo a que me dejéis vuestras recomendaciones sobre restaurantes en los comentarios.

Instagram: https://www.instagram.com/planaje.jmm/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Booking.com
Booking.com
También te puede interesar.