10 lugares qué ver en Trieste imprescindibles.

Índice de contenidos

Trieste es una ciudad italiana que no aparece ni mucho menos entre las más turísticas del país, pero que en los últimos años ha ganado popularidad porque ha sido parada frecuente de diversos cruceros. Es por eso que me he animado a realizar este post de los 10 lugares qué ver en Trieste para todos aquellos que vengan en crucero a la ciudad o tan solo puedan pasar unas pocas horas en la capital de la región Friul – Venecia Julia.

Si 10 lugares os parecen escasos o disponéis de un mayor número de días para poder visitar más lugares que los sumamente imprescindibles, a continuación os dejo otros artículos en los que he ido añadiendo otros lugares de interés. Deciros también que en cada artículo se añaden 10 lugares que no aparecían en el post anterior, pero que las descripciones de los sitios que ya estaban en el post anterior son las mismas.

10 lugares qué ver en Trieste
10 lugares qué ver en Trieste

10 lugares qué ver en Trieste

1. Piazza Unità d’Italia

Comenzamos este post de los 10 lugares qué ver en Trieste con el que es para mi el enclave más bonito de la ciudad, la Piazza Unità d’Italia.

La Piazza Unità d’Italia se puede considerar que es el epicentro de Trieste y la plaza mas grande de Europa abierta al mar. Cuenta con una superficie total de 12.280 m² y en la misma están situados algunos de los edificios más bonitos de la ciudad, formando así una estampa verdaderamente fantástica. Las tres construcciones que yo resaltaría por encima del resto son el Ayuntamiento de Trieste, el Palazzo del Lloyd Triestino y el Palazzo della Prefettura di Trieste.

Adentrándonos un poco en la historia del enclave comentaros que en la antigüedad se llamaba Piazza San Pietro, por el nombre de una pequeña iglesia allí existente. Más tarde, en el 1863 cambió su nombre a Piazza Grande. Durante el período austriaco el nombre fue cambiado a Plaza Francisco José, en honor al emperador Francisco José de Austria. Pero en el año 1918, con la anexión de la ciudad a Italia, pasó a llamarse Piazza Unità. Finalmente en el año 1955 , cuando la ciudad volvió a Italia con la disolución del Territorio Libre de Trieste , tomó su nombre actual, Piazza dell’Unità d’Italia.

A lo largo de los siglos la plaza ha sido remodelada en numerosas ocasiones. Sin embargo, el aspecto actual deriva de la rehabilitación integral que se realizó entre 2001 y 2005.

Si necesitáis saber dónde se encuentra o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Piazza Unità d’Italia.

Piazza Unità d’Italia en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Piazza Unità d’Italia

2. Canal Grande di Trieste

El lugar más icónico de la ciudad no podía no aparecer en este artículo de los 10 lugares qué ver en Trieste.

El Canal Grande di Trieste fue construido entre los años 1754 y 1756 por el veneciano Matteo Pirona. Para que se pudiera llevar a cabo se tuvieron que excavar las salinas que siglos antes se habían rellenado para permitir el desarrollo urbano de la ciudad. Sin embargo, la necesidad en el siglo XVIII era otra y el canal fue realizado para que las embarcaciones pudieran llegar directamente hasta el centro de la ciudad para cargar y descargar los objetos que transportaban.

Inicialmente el canal llegaba hasta la Chiesa Parrocchiale di Sant’Antonio Taumaturgo, pero con los años se fue reduciendo. En la actualidad se puede observar algunas pequeñas embarcaciones, pero su función es más bien estética. Es una de los enclaves con más ambiente de Trieste, el canal es cruzado por tres pequeños puentes (Ponte Verde, Ponte Curto y Ponte Rosso) y frente al canal se encuentran algunas de las fachadas más bonitas de la ciudad.

Si necesitáis saber la ubicación o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Canal Grande di Trieste.

Canal Grande di Trieste en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Canal Grande di Trieste

3. Cattedrale di San Giusto Martire

Proseguimos este listado de los 10 lugares qué ver en Trieste con mi templo religioso favorito de la ciudad, la Cattedrale di San Giusto Martire.

La Cattedrale di San Giusto Martire está considerada el principal edificio religioso católico de Trieste. El aspecto que podemos observar hoy en día es el resultado de la unión de las dos iglesias preexistentes. Estas iglesias eran la de Santa María y la dedicada al mártir San Giusto. El objetivo de juntarlas era dotar a la ciudad de una catedral y bajo el mando del obispo Rodolfo Pedrazzani da Robecco se realizó la obra entre los años 1302 y 1320.

Uno de los aspectos más destacables del exterior del templo es el rosetón, que es de doble rueda y que contrasta con la austera fachada. Asimismo, el campanario es de planta cuadrada y era originalmente más alto, pero en el año 1422, tras la caída de un rayo, su altura se redujo a la actual. El interior me sorprendió gratamente, ya que en el mismo se pueden observar restos de suelos de mosaico del siglo V delante del presbiterio y en cambio el ábside está decorado con mosaicos modernos bastante estéticos. Por último comentaros que en noviembre de 1899 el papa León XIII la elevó a basílica menor.

Horarios
  • De lunes a sábado: De 07:00h a 19:00h
  • Domingo: De 08:00h a 20:00h

Si necesitáis saber dónde se encuentra, el precio o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Cattedrale di San Giusto Martire.

Cattedrale di San Giusto Martire en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Cattedrale di San Giusto Martire

4. Molo Audace

Uno de los lugares que más me sorprendieron de Trieste es Molo Audace.

Molo Audace es uno de los enclaves más curiosos de Trieste, ya que su creación es un tanto particular. En el año 1740 el barco San Carlo se hundió en el Puerto de Trieste, cerca de la costa. Por lo que, en lugar de retirar los restos del naufragio, se decidió utilizarlos como base para la construcción de un nuevo muelle, que se llevó a cabo entre los años 1743 y 1751.

En los inicios el muelle era mucho más corto que en la actualidad, pero poco a poco se fue aumentando y pasó de los 95 metros iniciales a los 246 metros que podemos recorrer hoy en día. En la actualidad es un punto de ocio, ya que el tráfico marítimo se ha ido desplazando a otras zonas del puerto. Sin embargo, ocasionalmente pueden atracar barcos que están de paso y en el pasado fue el muelle más importante de Trieste, ya que la actividad mercantil era continua.

Personalmente, más que la curiosidad de como se construyó y la importancia histórica del enclave (el 3 de noviembre de 1918, al final de la Primera Guerra Mundial, el primer barco de la Marina Real italiana que entró en el puerto de Trieste y atracó en el muelle fue el destructor Audace), lo que más me gusta del Molo Audace es la perspectiva de la ciudad que se obtiene. Desde aquí podréis observar la magnitud de la Piazza Unità d’Italia y las numerosas fachadas neoclásicas que dan a la Riva de Trieste.

Si necesitáis saber la ubicación o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Molo Audace.

Molo Audace en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Molo Audace

5. Tempio Serbo – Ortodosso della Santissima Trinità e di San Spiridione

El Tempio Serbo – Ortodosso della Santissima Trinità e di San Spiridione es otra de las iglesias que no os podéis perder en Trieste.

El Tempio Serbo – Ortodosso della Santissima Trinità e di San Spiridione es la iglesia ortodoxa más importante de Italia. Fue diseñada por el arquitecto Carlo Maciachini y se levantó sobre el terreno dónde se encontraba la iglesia preexistente de San Spiridione. La construcción se llevó a cabo entre los años 1861 y 1869 y se caracteriza por tener un claro estilo bizantino. Otra de las principales particularidades es que cuenta con una cúpula en el centro más alta que los cuatro campanarios. En general la fachada es sumamente estética y además conviene destacar que está adornada con nueve grandes estatuas del escultor milanés Emilio Bisi.

En el interior encontraréis pinturas al óleo que imitan mosaicos y en general está decorado según los cánones bizantinos. Todo es bastante dorado y los altos techos generan una amplitud inmensa. Evidentemente no nos encontramos ante la iglesia ortodoxa más bonita del mundo, pero en Italia la religión ortodoxa es más bien minoritaria y encontrarse una iglesia ortodoxa de este nivel es algo más que destacable.

Horarios
  • Lunes: Cerrado
  • De martes a domingo:
    • Mañanas: De 08:30h a 12:30h
    • Tardes: De 16:00h a 19:00h

Si necesitáis saber la ubicación, el precio o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Tempio Serbo – Ortodosso della Santissima Trinità e di San Spiridione.

Tempio Serbo - Ortodosso della Santissima Trinità e di San Spiridione  en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Tempio Serbo – Ortodosso della Santissima Trinità e di San Spiridione

Si necesitáis cualquier otra información acerca de Trieste, seguro que la encontraréis en esta Guía de Trieste

6. Piazza della Borsa

Continuamos este listado de los 10 lugares qué ver en Trieste con la Piazza della Borsa.

Esta plaza fue el centro económico de Trieste durante todo el siglo XIX y está prácticamente unida a la otra gran plaza de la ciudad, la Piazza Unità d’Italia. Antiguamente este enclave estaba ubicado fuera de las murallas y no tenía mucha importancia. Sin embargo, en el año 1749 la emperatriz María Teresa de Austria impulsó el desarrollo urbano de la zona y le dio su forma arquitectónica actual.

La importancia de la plaza pasó a un nuevo nivel cuando se llevó a cabo en el año 1806 el Palazzo della Camera di Commercio. Este edificio, que es una de las construcciones neoclásicas más importantes de Trieste, hizo que muchas personas comenzaran a acudir a la plaza, ya que albergaba las actividades de bolsa.

La plaza se peatonalizó en el año 2011 y se devolvió la fuente de Neptuno (1755) a su ubicación original, de la que fue retirada en el año 1920. Hoy en día es una de los enclaves con más vida de Trieste, ya que es una enclave que cuenta con un gran número de tiendas. Asimismo, en la plaza podemos encontrar algunos edificios de interés:

  • Palacio Steinfeld: Palacio del siglo XVIII de estilo neorrenacentista veneciano.
  • Casa Rusconi
  • Palazzo della Camera di Commercio
  • Casa Bartoli: La casa Art Nouveau más famosa de Trieste, construida por el arquitecto Max Fabiani entre los años 1905 y 1906.
  • Casa della Portizza

Si necesitáis saber dónde se encuentra o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Piazza della Borsa.

Piazza della Borsa en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Piazza della Borsa

7. Castello di San Giusto

El siguiente lugar que debe aparecer en este artículo de los 10 lugares qué ver en Trieste es el Castello di San Giusto.

El Castello di San Giusto estoy convencido que no entrará en ningún listado de los castillos más bonitos de Italia. Sin embargo, la importancia histórica es tal que sigue siendo un lugar imprescindible de visitar en Trieste. Fue construido en el siglo XV en la colina Capitolina, sobre las ruinas de un castillo veneciano. En los inicios era un edificio de dos plantas con una torre cuadrada adyacente, que funcionaba como puesto militar. Más tarde, a principios del siglo XVI el castillo se amplió y se realizó una muralla semicircular y dos bastiones.

Durante el siglo XVII existió el deseo de hacer una gran reconstrucción de la fortaleza para que así ocupara toda la colina. Incluso se llegó a plantear destruir la Cattedrale di San Giusto Martire porque se creía que el Castello di San Giusto era demasiado pequeño para la defensa de Trieste. Sin embargo, ninguno de esos planes se llevó a cabo y, tras el bombardeo francés de la ciudad en el año 1702, quedó en un estado de abandono.

Ya en el siglo XX, las autoridades vieron la oportunidad turística del sitio y en el año 1930 se inició una profunda restauración. Tal y como se indica en la página oficial, «las obras, dirigidas por el arquitecto Ferdinando Forlati, tenían como objetivo liberar todo el complejo de las superestructuras del siglo XVIII – XIX, intentando devolver a la luz las estructuras originales«. Finalmente se rehabilitó y en el interior, además de la estructura del castillo, podréis encontrar el Museo Municipal de Historia y Arte, el Museo Municipal del Castillo – Armería de San Giusto y el Lapidarium Tergestino en Bastione Lalio.

Horarios
  • Invierno: Del 1 de octubre al 31 de marzo
    • Lunes: Cerrado
    • De martes a domingo: De 10:00h a 17:00h
  • Verano: Del 1 de abril al 30 de septiembre
    • Todos los días: De 10:00h a 19:00h
Precios
  • Entrada General: 6€
  • Entrada Reducida (Entre 6 y 26 años y mayores de 65 años): 4€
  • Menores de 6 años y el 3 de noviembre: Gratis

Si necesitáis saber la ubicación o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Castello di San Giusto.

Castello di San Giusto en el post de los 10 lugares qué ver en Trieste
Castello di San Giusto

8. Ayuntamiento de Trieste

Mi edificio favorito de la ciudad es sin ningún tipo de dudas el Ayuntamiento de Trieste.

Este espectacular edificio construido en estilo ecléctico entre los años 1873 y 1875 fue ejecutado por el arquitecto Giuseppe Bruni. Antes del siglo XIX, la plaza tenía aproximadamente la mitad de tamaño que observamos hoy en día. Sin embargo, en la segunda mitad del mencionado siglo se decidió ampliar la plaza y derribar el antiguo Palacio de la Magistratura. En ese espacio se llevó a cabo la construcción de este nuevo e imponente palacio.

La ampliación del edificio, ya prevista en los planes urbanísticos de 1926 y 1934, fue realizada entre 1937 y 1940 por el ingeniero Vittorio Privileggi. Se han realizado diversas rehabilitaciones, pero ninguna de notoriedad y en la actualidad podemos observar la increíble fachada con la torre del reloj central.

Para terminar comentaros que desde un escenario frente al Ayuntamiento, en el 18 de noviembre de 1938 Mussolini anunció la promulgación de las leyes raciales en Italia.

Si necesitáis saber dónde se encuentra o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Ayuntamiento de Trieste.

Ayuntamiento de Trieste
Ayuntamiento de Trieste

9. Parco della Rimembranza

Uno de los enclaves desde los que obtener vistas de Trieste es el Parco della Rimembranza.

El Parco della Rimembranza fue creado en el año 1926 y hoy en día es considerado el pulmón verde del centro de Trieste. Personalmente considero que hay dos motivos por los que debéis acudir a este parque:

  • En primer lugar por las vistas que se obtienen de la ciudad. Sí que es cierto que en determinadas épocas del año la vegetación dificulta algo, pero hay diversos rincones por el parque que son sumamente aprovechables para realizar fotografías.
  • En segundo lugar porque por la Via Capitolina una serie de piedras kársticas en las que están escritos los nombres de los triestinos caídos en las guerras. A lo largo del recorrido encontraréis piedras dedicadas a personas que fallecieron durante la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, las guerras africanas e incluso la Guerra Civil Española.

Por último comentaros que os animo a acceder al parque por la Scalinata Silvano Buffa, que os llevará a una fuente en forma de obelisco que fue inaugurada en el 1938 con motivo de la visita de Mussolini a la ciudad. Desde ese enclave se obtiene una interesante perspectiva de la zona.

Horario
  • Abierto todo el día

Si necesitáis saber la ubicación o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Parco della Rimembranza.

Parco della Rimembranza
Parco della Rimembranza

10. Sinagoga di Trieste

Terminamos este post de los 10 lugares qué ver en Trieste con la Sinagoga di Trieste.

La Sinagoga di Trieste se llevó a cabo en el año 1912 y está considerada uno de los templos de culto judíos más grandes de Europa, superada en tamaño sólo por la Gran Sinagoga de Budapest. De hecho, se convirtió, junto con las sinagogas de Roma, Génova y Livorno, en una de las cuatro grandes sinagogas del siglo XX presentes en suelo italiano.

Esto se explica porque, tal y como comentó en este video de YouTube, la comunidad judía en Trieste era sumamente notoria e importante. En la ciudad existían cuatro pequeñas sinagogas ubicadas en el gueto judío de Trieste, en la zona de Riborgo, pero era necesaria la creación de un gran templo que unificara a la comunidad. Tras controversias en la elección del arquitecto, finalmente Ruggero Berlam y su hijo Arduino la realizaron y estuvo abierta hasta el año 1938, cuando la aplicación de las leyes raciales fascistas en Italia obligó al cierre de la sinagoga. Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial y con la ocupación alemana de Trieste, el templo quedó reducido a un almacén de libros y obras de arte robadas por los nazis. Para terminar comentaros que no tiene un estilo claramente diferenciado, pero cuenta con claras influencias estilísticas orientales.

Horarios
  • Solo visitas guiadas (no es necesario reservar):
    • Lunes: 16:30h
    • Martes: 10:00h
    • Miércoles: 16:30h
    • Jueves: 16:30h
    • Domingo: 10:00h y 11:30h
Precios
  • Adultos: 7€
  • Estudiantes: 4€
  • Menores de 10 años: Gratis

Si necesitáis saber dónde se encuentra o cualquier otra información práctica, seguro que la encontraréis en la Guía Sinagoga di Trieste.

Sinagoga di Trieste
Sinagoga di Trieste

10 lugares qué ver en Trieste


Enlaces de interés

5% de descuento en tu seguro de viaje

Llévate hasta 600€ por retraso o cancelación de vuelo

Excursión a Liubliana y Bled

Autobús turístico de Trieste

Traslados en Trieste

Comentad que os parece este artículo de los 10 lugares qué ver en Trieste. Si tenéis alguna duda acerca de él y cuál es la parte que más os ha gustado.

Compartan con aquellas personas que vayan a viajar a Trieste próximamente o que estén enamorados de este preciosa ciudad.

Instagram: https://www.instagram.com/planaje.jmm/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Booking.com
Booking.com
También te puede interesar.